19 de octubre de 2009 |

El turismo se recupera en la Republica Dominicana

SANTO DOMINGO, República Dominicana. - Primero, las alzas en los precios del crudo y su consecuente encarecimiento de los vuelos internacionales; luego, la recesión mundial y, para remate, la pandemia de gripe A(HINI): una serie de efectos negativos para el turismo mundial y para el dominicano.

Pero la buena noticia para el mundo y para el país es que después de la desaceleración del sector iniciada en el primer semestre de 2008, reflejada en la caída de los flujos de vacacionistas, desde julio el turismo sale de cuidados intensivos y refleja señales de recuperación, aunque leves.

Esto lo confirma la Organización Mundial de Turismo (OMT) en su comunicado del 2 de octubre, donde afirma que “aunque persiste una notable incertidumbre”, hay señales de que se ha llegado a un punto de inflexión y que las condiciones del mercado turístico “empiezan a reforzar las perspectiva de recuperación en 2010”. Para todo el mundo, revela que la llegada de turistas se redujeron en 4% en julio pasado, lo que significa una mejora relativa si se compara con los declives de 10% en mayo y de 7% en junio.

De todos modos, a pesar de las buenas señales, no es aconsejable cantar victoria todavía, puesto que “las condiciones económicas, unidas a la incertidumbre abierta por la gripe A(H1N1), seguirán incidiendo en la demanda turística según las previsiones, al menos a corto plazo”, aclara.

Destino dominicano. Las buenas señales también se observan en el destino dominicano. Si se comparan los mismos meses de 2008 y 2009, en marzo de 2009 la llegada de turistas cayó a un piso de 6.6%, mientras que en abril bajó menos (4.9%). Hasta ahí el panorama se veía oscuro, y ya se hablaba de que algunos hoteles dominicanos cerrarían temporalmente con el propósito de dar “mantenimiento” a sus instalaciones. Sin embargo, inesperadamente, en mayo la llegada de turistas creció un 1%, mes en que un fuerte competidor del país, México, pasaba por la mala racha de la gripe A(HINI), llamada en ese entonces “gripe porcina”.

PANORAMA

Según el Barómetro de la Organización Mundial de Turismo, actualizado a septiembre de 2009, como destino turístico, a la República Dominicana no le ha ido tan mal comparado con algunos competidores regionales. Hasta agosto, incluyendo la llegada de extranjeros y dominicanos no residentes, la llegada de viajeros, que sumaron 3,980,000, cayó solo en 2.3%. En cambio, en México (sin incluir el mes de agosto) cayó en 6.8%.

En promedio, la caída en las islas del Caribe fue de 5.1%, exceptuando a Cuba (con datos hasta julio) en que el flujo creció 3.1%, y Jamaica (con datos hasta julio) donde la llegada de viajeros creció 3.4%.

En Centroamérica, los resultados fueron diversos. En Costa Rica (sin incluir agosto) cayó 10.2%, en El Salvador (hasta julio) bajó 24.8%, mientras que Nicaragua (hasta agosto) subió 8%, y en Panamá (hasta julio) decreció en 8.1%. En promedio, la región centroamericana registró una caída de 6.9% entre los meses de enero y julio.

Se espera que el ritmo de deterioro disminuya durante lo que queda de 2009, registrando este año el turismo internacional declives entre -6% y -4%.
Aunque muchas subregiones puedan volver a la curva de crecimiento, no será suficiente para compensar las pérdidas en 2009, dice la OMT.
El alivio duro poco, puesto que en junio cayó en 1.7% para volver a crecer 0.2% en julio. En agosto también cayó, un 2.2%, pero a una tasa muy alejada del 6.3% y 6.6% de febrero y marzo.

En agosto pasado, la presidenta de la Asociación Nacional de Hoteles y Restaurantes (ASONAHORES), Haydée Kuret de Rainieri, decía a CLAVE: “El más acuciante problema ha sido la reducción en las ventas de nuestras habitaciones. A partir del estallido de la crisis económica al nivel mundial, el turismo, como todos los sectores de la vida económica, se ha visto afectado”. Frente a esa situación, registrada en el primer semestre del año, “hemos tenido cierre de hoteles en todas las zonas” , afirmó.

El 21 de septiembre, la empresaria informó que las expectativas de los hoteleros era que el sector se estabilizara en 2010 y que la recuperación empezara a sentirse en 2011.

Esta recuperación lenta se empieza a medir. Taleb Rifai, secretario general en funciones de la OMT, dijo a principio de octubre: “Al igual que los datos y las perspectivas económicas más recientes indican que la economía mundial puede estar empezando a emerger de su peor recesión del periodo posterior a la Segunda Guerra Mundial, también en el turismo hay señales de que se está recuperando la confianza y de que la demanda aumenta tanto en los viajes de negocios como en los viajes de placer”.

Las buenas señales que observa la OMT no implican que el turismo mundial, y el dominicano en particular, recuperen el espacio perdido antes de concluir 2009.

“Aunque muchas subregiones puedan volver a la curva de crecimiento en los últimos meses de 2009, no será suficiente para compensar las pérdidas registradas hasta la fecha”, explica. Esto conlleva que lo más probable es que el turismo dominicano concluya el año con un decrecimiento, pero menor al que se temía.

Entre enero y agosto de 2009 visitaron al país 2,487,552 turistas extranjeros por vía aérea, 79,498 menos que en el mismo periodo de 2008, equivalente a una caída de 3.1%. Sin embargo, esa cantidad superó en 31,620 el flujo de turistas extranjeros que llegó entre enero y agosto de 2007, para un crecimiento de 1.3%.

Hay señales de que la demanda crece tanto en los viajes de negocios como de placer”
Organización Mundial de Turismo
Aun así, en el primer semestre de 2009, comparado con lo ingresado en el mismo período de 2008, el país dejó de percibir US$166.7 millones por aporte del sector turístico.

Inversión extranjera. Además, y como se esperaba, la crisis financiera afectó negativamente la inversión extranjera. Según el Banco Central, en el primer semestre, en turismo sólo se invirtieron US$82.8 millones, una cantidad muy pequeña si se considera que en los 12 meses de 2008 fueron US$236.9 millones. También contrasta con lo divulgado por el secretario de Turismo, Francisco Javier García, de que en el último trimestre de 2008 se “aprobaron y clasificaron” 43 proyectos de inversión por un monto de US$9,546.6 millones. Este monto incluye el polémico y tortuoso proyecto inmobiliario Punta Perla, con una inversión de US$2,500 millones, y cuyo primer picazo fue dado en diciembre por el Presidente Leonel Fernández en compañía del príncipe Alberto de Mónaco y del promotor Ricardo Miranda.

El sábado pasado, en el marco del 14 Metting Internacional, realizado en el complejo turístico Cap Cana, el secretario de turismo informó de otros 40 proyectos “aprobados y clasificados” entre enero y agosto de 2009 con una inversión total de US$5,783.3 millones, a ejecutarse en 10 años.

Consideró al turismo dominicana como “un ejemplo de éxito” que atraviesa por el desarrollo del sector inmobiliario vinculado a las ofertas complementarias.

El optimismo oficial se acompaña de una visión empresarial más reservada, pero que confía en una recuperación en 2011 que se comenzará a ver en el segundo semestre de 2010.

0 comentarios:

Publicar un comentario