24 de octubre de 2013 |

7 curiosidades de la Lengua Alemana



El alemán no deja de ser un idioma difícil para muchos de nosotros, pero aún así posee una gran belleza. La primera impresión muchas veces es: "Esta lengua me suena muy fuerte, parece que me estén riñendo". Sin embargo, cuando empiezas a aprender algunas palabras y expresiones, con el tiempo se va volviendo más agradable. Esa es al menos mi impresión después de pasar un rato entretenido con la aplicación de Babbel para aprender alemán, muy recomendable.


En este artículo me gustaría destacaralgunas curiosidades sobre la lengua alemana que deberías conocer antes de empezar a estudiar esta lengua. Siempre es bueno tener una visión de conjunto, no sólo para desterrar prejuicios, sino para conocer detalles y similitudes que nos ayudarán a encontrar puntos de conexión entre nuestro idioma y el alemán.



Curiosidades sobre la lengua alemana

En toda clase de alemán nos darán siempre algunos datos o curiosidades lingüísticas sobre la lengua que deberíamos conocer. A continuación te ponemos algunos detalles para que estés bien informado antes de ponerte a estudiar esta lengua. 

1. Es el idioma con mayor número de hablantes nativos de la Unión Europea. Hay 77 millones de germanoparlantes en Alemania y 7,4 millones en Austria. También se habla en Suiza (el 65% de la población), en Luxemburgo y en Liechenstein. Además hay cientos de miles de germanoparlantes repartidos por Europa y el mundo. 


2. Pertenece al grupo de las lenguas germánicas y es primo-hermano del inglés. De hecho, el inglés moderno proviene de los dialectos anglo-frisios del noroeste de Alemania, aunque se ha mezclado con los dialectos locales, las influencias de dialectos germánicos escandinavos y también de las invasiones normandas. 


3. El alemán estándar se llama Hochdeutsch, pero hay muchos dialectos.Principalmente distinguimos entre los dialectos del llamado "alto alemán" y el "bajo alemán", separados por la línea imaginaria de Benrath (un barrio de Düsseldorf). Al sur de esa línea, se hablan una gran variedad de dialectos, donde el más conocido para nosotros suele ser el bávaro.


4. El alemán tiene algunas letras distintas. Incluye las tres vocales (ä, ö, ü) con diéresis (Umlaut) y además el signo ß, Eszet, cuyo sonido puede decirse que es como una "s afilada". Aquí puedes escuchar cómo suena.


5. Tiene mucho en común con el latín. Los que hayan estudiado latín están más preparados para aprender alemán, ya que éste conserva las declinaciones. Eso quiere decir que una palabra tiene un sufijo o prefijo diferente en función de su condición en la frase (nominativo, acusativo, dativo o genitivo).


6. Las conjugaciones de los verbos cambian. Esto no es como el inglés, donde todas las formas conjugadas para cada persona son prácticamente iguales, salvo en la 3 del singular. (I study, you study, he studies). El inglés en realidad es muy fácil y excepcional. Al igual que en español, en alemán hay que aprenderse la conjugación para cada persona(ich studiere, du studierst, er estudiert, wir studieren, ihr studiert, sie studieren).


7. Hay conceptos que se forman juntando varias palabras. Son los términos compuestos. En español tenemos muy pocos: "portaequipajes", "salvamanteles", etc. Y casi siempre de dos palabras. En alemán se pueden juntar muchas palabras. Además hay miles y miles de términos compuestos y se inventan nuevas palabras compuestas a menudo. Por ejemplo: Nachttische. Significa mesita de noche y se compone de las palabras "nacht" (noche) y tische (mesa). Lo bueno de esto es que, aunque no sepas lo que es una palabra compuesta, si te suena una parte de los términos (por ejemplo,tische) ya sabes que es algo relacionado

0 comentarios:

Publicar un comentario