3 de octubre de 2011

Toto, la moto que funciona con excrementos humanos.



Coges un triciclo motorizado. Sustituyes el asiento por la taza de un W.C. Instalas un procesador de residuos sólidos procedentes de la digestión humana (vamos, lo que viene siendo caca) y para recorrer mundo sólo necesitarás una dieta rica en fibra.
Parece increíble o fruto de alguna mente disparatada pero es el método de funcionamiento de este vehículo fabricado por Toto, un váter sobre ruedas que realizará un viaje de unos 750 kilómetros por Japón. Y aún hay más.
Se llama Toilet Bike Neo y quizá su método de obtener energía a base de residuos se haya inspirado en Mr. Fusion, aquel ingenio que acopló Doc Brown a su DeLorean para que obtuviese energía de la basura.
En este caso lo hace a partir de los excrementos humanos. Pero antes de que salgas huyendo asqueado imaginando que te va a tocar recoger las cacotas de los demás te daremos una buena noticia: los excrementos los recoge de una taza de váter incorporada a modo de asiento en el propio triciclo.
Así el conductor no tiene más que levantar la tapa cuando le viene un apretón, evacuar, limpiarse (por aquello de la higiene) y en lugar de tirar de la cadena para que todo se pierda por el desagüe bastará con dejar que funcione el mecanismo de Neo que convierte los excrementos en combustible.
Esto es asi a través de un sistema anaeróbico de bacterias que transforman en biogas los restos de tu comida ya procesados por tu organismo. La alta presencia de metano en las heces permite que se pueda extrar el suficiente como para, en este caso, propulsar el triciclo motorizado mientras haya un conductor bien alimentado.
El viaje que realizará entre Kyushu y Tokyo servirá para promocionar la reducción de emisiones de CO2. Un viaje en el que no envidiamos a quien le toque ir detrás del Toilet Bike Neo durante un atasco

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ciudad Colonial atrajo 214,393 turistas en primer trimestre

En el primer trimestre de este año, 214,393 turistas extranjeros visitaron la Ciudad Colonial de Santo Domingo, lo que representa un incre...