3 de noviembre de 2009 |

Con las manos en la masa


Es un clásico en los chistes, en las tiras cómicas y en las películas, pero hasta ahora yo no lo había visto en la vida real. ¿Un amante que huye desnudo y despavorido ante la llegada del marido? Pues creedlo, porque ocurre.

Si no, que se lo pregunten a Sun Meng, que fue descubierto desnudo en la fachada de su amante... y cuyos vecinos, cámara en mano, recogieron la instantánea, que publicaron en Internet.

El protagonista de los hechos tiene 25 años y vive en Chengdu, en la zona central de China. Estaba retozando con su amante cuando la mujer debió gritarle (en chino, claro) aquello de "¡Ay, que viene mi marido! Métete al armario".

Claro, debió buscar un armario y estaría lleno de ropa. Se metería tras las cortinas pero seguro que los pies quedaban al descubierto. Solución: salir (desnudo) al balcón, montarse en el aparato de aire acondicionado y rezar (mal, visto lo visto) por que sus vecinos no le vieran.

La historia acabó como el rosario de la aurora y, si no lo creen , echenle un vistazo a lo que decía el pobre (vía Telegraph): "Mi familia está avergonzada y ninguno de mis vecinos me habla".

El pobre dice que sabe que estuvo mal pero que temía que el marido de su amante le matara, así que aguantó "las risas" de quienes le vieron desnudo en un "día muy frío" (¿tenía algo que justificar? Mmmm...)

Consejo: si tienen un amante, mejor en un hotel que en su casa... por lo que pueda pasar. Palabra de Bec

0 comentarios:

Publicar un comentario