14 de octubre de 2009 |

Bueeen no estan facil en Puertorro


En los últimos tiempos las protestas han sido frecuentes en Puerto Rico.
San Juan, 14 oct (PL) Miles de puertorriqueños se preparan para paralizar las actividades mañana en apoyo a trabajadores despedidos, mientras el gobierno extremó las medidas de seguridad y amenazó con mano dura.


La protesta, convocados por el movimiento sindical, responde al despido de 17 mil empleados públicos por parte del gobernador Luis Fortuño.

Al llamado del sector obrero se sumaron diversas organizaciones políticas y sociales.
Sectores económicos han calculado en más de 30 millones de dólares las pérdidas que generará el paro nacional.

El abogado laboral Alejandro Torres explicó a Prensa Latina que la inesperada cesantía de los empleados públicos, que se hará efectiva al finalizar este mes, eleva a más de 26 mil los trabajadores despedidos por esta administración.

Para ellos, principalmente mujeres cabezas de familia, será casi imposible revertir la situación, según el especialista, porque la Ley 7 que declaró un estado de emergencia fiscal en el país, tiene una armadura burocrática para obstruir los reclamos de los trabajadores.

Torres aseguró que la empresa privada no podrá hacer frente a la situación, como reclama Fortuño, pues ese sector ha despedido más de 100 mil empleados en el último año.

El jefe de la Policía, José Figueroa Sancha, advertió la posibilidad de aplicar la "ley antiterrorista" de Estados Unidos a los manifestantes si se generan acciones de violencia o se impide el libre flujo de vehículos hacia los aeropuertos y los muelles del país.

Dirigentes sindicales, estudiantiles y de organizaciones de izquierda han advertido que no se dejarán amedrentar por las amenazas del jefe policial, que intenta criminalizar los reclamos del pueblo.

0 comentarios:

Publicar un comentario